Asesoría Buendía

Puedes seguirnos en TwitterPuedes seguirnos en Twitter

RetrocederAvanzar

Grada Amarilla

Análisis >

Cervera + Sergio = Permanencia

Si la histórica temporada pasada fue catalogada como "milagro", la agónica permanencia de la presente no lo es menos. La proeza es obra de dos técnicos: Álvaro Cervera y Sergio González.

Compartir en whatsappCompartir en FacebookCompartir en Twittercompartir por mail0

Manuel Granado Palma - 10 jun 2022 - 09:40 CEST

Álvaro Cervera y Sergio González en dos momentos de la pasada temporada
Álvaro Cervera y Sergio González en dos momentos de la pasada temporada

Álvaro Cervera es destituido tras la jornada 20 con 14 puntos (0,7 de media).

Le suple Sergio González, que en los 18 partidos restantes suma 25 puntos (1,4 de media).

A primera vista, la conclusión evidente es lo mal que lo hizo Cervera y lo bien que lo hizo Sergio. Hasta se puede concluir con que a Cervera había que haberlo echado antes.

Pero el análisis debe ser más profundo.

Para empezar, hay que considerar que la llegada de Sergio coincide con el mercado invernal, del que llegan cinco jugadores, los cuales se hacen inmediatamente fijos en la titularidad y, además, se suma Josemari, hasta entonces lesionado. Con esta variable habría que hacerse las siguientes preguntas:

Publicidad

publicidad

¿Qué habría hecho Cervera si hubiera tenido a esos jugadores que llegaron en invierno?

¿Qué habría hecho Sergio si no hubieran llegado esos jugadores y se hubiera quedado con la plantilla que tuvo Cervera?

Publicidad

publicidad

Pero el análisis es aún más profundo.

En la temporada 2020/21 se logró la permanencia en Primera haciendo la mejor temporada de la historia. Cervera consiguió ese hito con el equipo de Segunda más los siguientes refuerzos: Adekanye, Alcalá, Álex Martín, Jairo, Jønsson, Ledesma y Negredo. Y en invierno llegaron Šaponjić y Sobrino. Solo Ledesma, Jønsson (al que hace internacional), Negredo y Sobrino (invierno) terminan jugando. ¡Cágate lorito! Desde la salida de Alvarito García, hace 4 años, Cervera lleva pidiendo un extremo zurdo similar.

Al final de tan histórica permanencia, Cervera ya avisaba: "ha sido un milagro", "con lo que tenemos, no nos llega", "tenemos que dar un paso adelante y tenemos que tener hombres para ello". Preguntado por las posiciones a reforzar, respondía que "todas", que "cualquiera", que "deben venir jugadores que eleven la calidad en cualquier posición y, sobre todo, con experiencia en Primera".

A pesar del llamamiento de alarma de Cervera, para la temporada siguiente (2021/22) los refuerzos son: Haroyan, Andone, Alarcón, Arzamendia, Chust (un buen central, pero que juega a otro fútbol), Álvaro Jiménez, Martín Calderón y Osmajić. ¡Cágate lorito 2! Con eso ¡se le pide la permanencia! Y, encima, se le lesiona su pilar táctico: Josemari.

Entre todos los fichajes, solo Alarcón parece hacerse un hueco, pero se desinfla con las jornadas. Y Jønsson, que parecía bueno, resulta que no lo es tanto. Fali de mediocentro.

Cuando Cervera, con lo que tiene, intenta dar ese paso adelante que pretende en el juego (mayor posesión de balón, salir con el balón jugado, defender más adelantado y presionar más arriba), los resultados son catastróficos.

Las declaraciones de Cervera sobre el nivel de la plantilla se magnifican. Cervera no menosprecia a sus jugadores, lo que dice es que "son buenos para unas cosas y malos (lo dice así de claro) para otras". Insiste en que "en el equipo no hay, salvo excepciones, jugadores capaces de recibir de espaldas y librarse de la presión rival con un giro con balón para conducir o pasar (...) y cuando queremos hacerlo, nos sale mal". Ahí remarca e insiste en las necesidades de la plantilla. Necesidades de calidad para poder dar ese paso adelante. Si no llega ese plus no queda otra que seguir jugando y apostando a lo mismo, aún a sabiendas de que "con eso ya no nos llega".

Cervera constata que, con la actual plantilla, es imposible sacar el proyecto. Es pegarse cabezazos contra un muro. Y, encima, ante un acto de indisciplina de parte de la plantilla (Vallecas), se queda solo. Cervera parece sobrepasado por la situación. El equipo se va a pique. No por él, sino, a pesar de él. Estamos muy lejos del nivel de nuestros rivales directos.

Cervera consigue 14 puntos en 20 partidos. ¿Pocos? ¡Es una proeza!

En invierno, coincidiendo con la destitución de Cervera y la llegada de Sergio González, llegan los cinco fichajes: Fede San Emeterio, Alcaraz, Idrissi, Lucas Pérez y Luis Hernández. Nada del otro mundo, pero que ponen en evidencia las carencias de la plantilla. Alcaraz, suplente del Valladolid en Segunda, se hace el dueño del equipo, mostrando un nivel a años luz de los Jønsson, Alarcón y compañía. Su superioridad en el centro del campo pone en evidencia al resto de la plantilla. Los cinco se convierten en titulares, lo que supone (salvo portero) el 50% del equipo. A ellos se suma Josemari, que regresa pletórico de su lesión.

Sergio es capaz de sacar máximo rendimiento a los nuevos y aprovechar la esencia de Cervera, recurriendo a su núcleo duro cuando las circunstancias lo exigen (Camp Nou o Nervión).

Sergio da protagonismo a algunos jugadores que con Cervera lo perdieron (Chust, Alejo o Negredo); y lo pierden otros (Fali, Salvi o Choco). Gana calidad y pierde brega, acorde a ese "paso adelante" propiciado por las incorporaciones, sobre todo Alcaraz. Éste sí sabe recibir de espaldas, girarse y conducir o pasar. Él solo rompe una o dos líneas de presión rival.

El equipo, con muy poquito, consigue subir el nivel de calidad y, con ello, poder dar ese paso adelante en el juego que Cervera tanto reclamaba.

Otras preguntas que pueden surgir son.

¿Si a Cervera le dan la posibilidad de fichar lo que hubiera querido en diciembre, hubiera apostado por esa tipología de jugadores?; y ¿si a Cervera le traen lo que le trajeron a Sergio, hubiera apostado por los mismos cambios en su forma de afrontar los partidos?

La respuesta a estas dos preguntas sería . El propio Cervera ya lo avanzó: quería, ¡necesitaba dar un paso más! y que quería subir la calidad del equipo. Esto confirma que el modelo, en su talibanismo cerveriano, estaba agotado. Y Cevera era el primero en saberlo y asumirlo, por eso necesitaba mejorarlo dando un paso adelante. Pero eso era imposible con la plantilla conformada en verano.

Y así, con mucho, muchísimo mérito de Sergio, se suman 25 estratosféricos puntos en 18 partidos. Y con ellos, más los 14 no menos estratosféricos de Cervera, la PERMANENCIA. Eso sí, si los "refuerzos" de este próximo verano son del nivel de los del pasado, el proyecto de Sergio estará abocado al fracaso. Y no sería culpa suya. Hay una evidencia: reforzar la plantilla.

Publicidad

publicidad
Calendario 2022-2023 del Cádiz CF

Publicidad

publicidad

Clasificación jornada 14

  • Equipo
  • Pt
  • PJ
  • G
  • E
  • P
  • GF
  • GC
  • 17
  • Celta
  • Celta
  • 12
  • 14
  • 3
  • 3
  • 8
  • 14
  • 26
  • 18
  • Sevilla
  • Sevilla
  • 11
  • 14
  • 2
  • 5
  • 7
  • 13
  • 22
  • 20
  • Elche
  • Elche
  • 4
  • 14
  • 0
  • 4
  • 10
  • 10
  • 31
publicidad

Cayetano del Toro, 8 • Cádiz 11010 - España

redaccion@gradamarilla.com

Grada Amarilla

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra política de cookies.

Consultar políticaacepto